martes, 9 de septiembre de 2008

Origen de las tapas


Este vocablo como sinónimo de aperitivo tiene un origen incierto. Algunos aseguran que proviene de una anécdota protagonizada por Alfonso XIII al visitar la ciudad de Cádiz. El soberano se detuvo en el Ventorrillo del Chato antes de volver al palacio, el local todavía existe.El rey solicitó una copa de vino de Jerez, pero un remolino de viento se filtró en el local amenazando con llenar de arena el vino del soberano. Un atento camarero inmediatamente cubrió la copa con una rebanada fina de jamón. El rey sorprendido preguntó: ¿Qué es esto? El camarero le contestó que era para evitar que entrara arena en la copa de vino. Alfonso XIII se comió la feta de jamón y pidió que se le sirviera otro vino, con otra tapa. Todo el séquito imitó al soberano y pidió lo mismo.