viernes, 19 de septiembre de 2008

Los Bolos – Simbolismo en la Alemania del siglo XVII


El Boliche de 9 pinos surgió en la Alemania medieval, donde la gente llevaba pinos a todas partes, incluso a la iglesia, para ejercitar brazos y muñecas, y como defensa personal. Ahí fue quizá donde los clérigos se percataron de su valor propagandístico y los declararon símbolos del paganismo. Derribarlos representaba un golpe literal y metafórico a favor del bien y contra el mal. Los alemanes disfrutaban tanto del juego que, aun mucho después de que se olvidó su simbolismo religioso, persistió como parte importante de la vida social alemana. Hasta antes del siglo XVI, la cantidad de pinos era indistinta. Según la tradición, fue el reformador Martín Lutero el primero en afirmar que 9 era el número ideal de pinos a usar.

Los bolos o boliche es un juego que consiste en derribar por parte de cada jugador el mayor número posible de bolos arrojándoles una bola de madera o sintética. Aunque la variante más conocida de este deporte es sin duda el bolo americano o bowling, existen diferentes modalidades deportivas de jugar a los bolos.