domingo, 14 de septiembre de 2008

La simpáticoterapia, lucha contra la depresión

Para combatir la depresión se aconseja la técnica de la simpáticoterapia, ya utilizada por los chinos hace 4.000 años. El tratamiento consiste en cosquillear con el borde de una pluma de gallina la entrada de los orificios nasales hasta provocar estornudos y lagrimeo. La expansión de los pulmones por efecto del estornudo y el desbloqueo de la presión torácica ejercen una acción liberadora de la tristeza o depresión repentina. El lagrimeo supone una descarga emocional que calma la angustia.

Actualmente, algunos terapeutas utilizan utensilios específicos para provocar el estornudo, tales como sondas o varillas flexibles, que se introducen en los orificios nasales.