domingo, 28 de septiembre de 2008

La Grafología

Reconocida como ciencia desde 1871, se ocupa del estudio e interpretación de los grafismos: todo símbolo que sea dibujado o trazado a mano.

El grafismo más comúnmente utilizado en el estudio grafológico de la letra, aunque también se analizan la firma y rúbrica, los dibujos y
los garabatos.
A través de su análisis, la escritura revela la personalidad de su autor, el carácter, las emociones y otros diversos factores de distinta relevancia.

El grafoanálisis se basa en el estudio de los trazos plasmados en la hoja gracias a las órdenes cerebrales que son transmitidas a través del brazo y de la mano. Estos grafismos son los que revelan entonces los estados más profundos de la psiquis.

La escritura de una persona es semejante a su propia huella digital, pero es mucho más completa en su contenido de información, y al igual que ésta, no hay 2 exactamente iguales.

Historia

Las referencias mayormente aceptadas sobre el origen de la Grafología moderna se sitúan en Bolonia, alrededor del año 1622, donde Camilo Baldo comenzó su investigación. Ya en el año 6.000 a.C. en Mesopotamia, Babilonia y Persia los hombres utilizaban la escritura como medio de comunicación y ya era objeto de algún tipo de análisis.

Para los egipcios la escritura era considerada sagrada. Los jeroglíficos son una de las manifestaciones más antiguas de la escritura. Su dibujo era y es considerado un arte, requiriéndose además un gran conocimiento y preparación.

China y Japón, en el año 1.000 a.C. practicaban cierta forma de estudio grafológico, basando el análisis en el espesor, rigidez y flexibilidad de algunas líneas.

Demetrio y Aristóteles anticiparon que la escritura revelaba rasgos del carácter y la personalidad.
En la Edad Media algunos monjes ya utilizaban el análisis grafológico.

Finalmente, en 1871, Hippolyte Michon publicó su "Sistema de Grafología", estableciendo entonces la Grafología como una ciencia. Por esto es conocido como el "padre de la Grafología".
Se puede decir que de alguna manera la Grafología es tan antigua como la escritura.

Aplicación

El Grafoanálisis se orienta hacia el conocimiento propio y el de familiares, amigos y compañeros, así se puede comprender y ayudar.

Lo mismo es aplicable a nivel empresarial, ya que por medio de una adecuada selección de personal se puede dar a cada individuo el lugar que mejor corresponde a su capacidad, temperamento, carácter... Esto es posible con la Grafología especializada en orientación vocacional y selección de personal.

En medicina, es eficaz para detectar enfermedades, aun antes de que éstas se declaren. En el ámbito escolar en general, para conocimiento del alumnado y la detección de trastornos de aprendizaje. También es ampliamente utilizada en el campo de criminología y derecho.

Como complemento en psicología y psiquiatría, la grafología es una herramienta ideal por la rapidez en cuanto a la detección de patologías y el conocimiento profundo de las personas.