jueves, 13 de noviembre de 2008

¿Cómo se fabrica la cerveza “sin”?

Para que una cerveza sea "sin alcohol" el contenido en alcohol no debe ser superior a un 1% por norma. Para conseguirlo, la legislación permite prácticas tales como la adición de agua potable a una cerveza normal (dentro de la fabrica) para rebajar el grado de alcohol, la utilización de mostos especiales para su fabricación que se fermentan ligeramente; de esta manera, las levaduras reducen la producción de alcohol o utilizan levaduras especiales de fermentación más larga en la que sólo se transforman en alcohol una parte de los azúcares.

Con el proceso físico – químico, se consigue separar el alcohol de una cerveza normal.

Las cervezas sin alcohol aportan menos calorías debido a la eliminación o reducción del alcohol. Un botellín de 250 ml. de cerveza "sin" tiene unas 70 calorías, frente a las 115 calorías de las convencionales.