viernes, 21 de noviembre de 2008

Cantos gregorianos

Algunos sonidos producen serenidad y recargan de energía a los oyentes. Es el caso de los cantos gregorianos, cuyo efecto, comprobado por el medico francés Alfred Tomatis, se debe a los sonidos en frecuencia alta que componen su gama musical. En un monasterio francés en que se redujo el tiempo para el canto, los monjes se volvieron perezosos y necesitaban dormir más.