viernes, 18 de julio de 2008

Inmortalidad en orbita


Posiblemente que la idea más rara para la explotación comercial del espacio haya sido la propuesta en 1982 por Space Services of America Inc. a cargo de un antiguo astronauta, Donald K. “Deke” Slayton, de la mision Mercury 7 en sociedad con un consorcio de funerarias de Florida. Como exequias, planeaban depositar las cenizas de los fallecidos en cápsulas a bordo de un satélite revestido de material reflejante para que de noche, al orbitar en torno a la Tierra, pareciera tan brillante como una estrella. El interés por esta novedosa forma de inmortalidad se ha alcanzado.

Existen 4 servicios diferentes y ofrecen un seguro de cumplimiento que ofrece, en caso de incumplimiento, la posibilidad de ser prioritario en el próximo vuelo programado, sin coste suplementario. Puede escoger una de estas posibilidades:

Vuelo espacial con vuelta a la Tierra
Lanzamiento a la orbita Terrestre
Lanzamiento a la orbita o superficie lunar
Lanzamiento al espacio infinito


En el 2001, David Hannah, Jr. fue reconocido por “Space Business Archives” por su contribución al desarrollo del comercio espacial.

Un artículo con fecha del 26 de marzo de 2008 anuncia que, Celestis, Inc., el pionero y líder global del vuelo espacial conmemorativo, ha alcanzado un acuerdo con dos compañías para lanzar restos humanos incinerados a la superficie de la luna en el 2009.