martes, 5 de agosto de 2008

En 582 llovió “sangre” sobre Paris

La imagen de una lluvia de sangre cayendo desde los cielos parece algo digno de una película de terror, pero la lluvia roja es un fenómeno meteorológico que ha sido verificado desde los antiguos tiempos del Imperio Romano. Pese al horror manifestado por quienes han sufrido la precipitación de gotas de color rojo.

En el año 582 de nuestra era llovió, lo que la gente denominó, “sangre” sobre Paris. La aterrorizada gente vio en ello una señal celestial y se lanzó con angustia a hacer penitencias, pidiendo perdón por sus pecados. La verdadera causa de este extraño hecho fue el siroco. Este viento a veces sopla desde el Sahara hacia Europa y en aquella ocasión iba cargado de unas finas partículas de arena roja que se encuentran en el desierto, tiñendo de rojo la lluvia que caía sobre la ciudad de Paris.