miércoles, 14 de enero de 2009

El oro rojo

En 1493, Cristobal Colon, fue al Monasterio de Guadalupe para ofrecer a los Reyes Catolicos los frutos encontrados en el Nuevo Mundo. Con las piedras y metales preciosos se encontraban alimentos exoticos no conocidos en Europa. Entre todas estas riquezas se encontraba un polvo conocido como “oro rojo” lo que nosotros conocemos bajo el nombre latin “Capsicum Nahum” o pimiento rojo. Inspirados en tecnicas milenarias los extremeños desarrollaron el pimentón, un condimento muy valorado y también un buen conservante que se sigue produciendo de manera tradicional.

Los pimientos son seleccionados con extremo cuidado y sometidos al proceso de secado tradicional. De cada 8 kg de pimiento maduro se obtiene 1kg de pimentón. El grado de picante depende de la familia de la planta y no de su manipulación.